Paul

Tags

, ,

No soy amante de los centros comerciales. Contrario a la mayoría de mis paisanos, ir a ventanear no es un hobby para mi. Por lo tanto no es de mi preferencia ir a comer a uno de estos concurridos sitios.

Sin embargo, una de mis cosas favoritas es pasar tiempo con mi familia. Razón por la cual un sábado de mayo conocí a Paul. Dando vueltas con mi mamá recibimos una llamada de la muñeca de la casa diciéndonos que estaba famélica y que le apetecía algo de la franquicia francesa recién abierta en Panamá.

P1370276.jpg

Como estábamos en el área de Paitilla, sin chistar atendimos el llamado. A pesar de mi apatía por los conglomerados de tiendas hay algo que me agrada al llegar a Multiplaza, puede ser que su infraestructura me hace sentir lujosa e imponente.

Los estacionamientos son cómodos, algo importante para mi; y el tema del cobro por parqueo tiene varios recursos para no acabar pagando $5.00 cada vez.

Una vez instaladas en la coqueta panadería sin saber que pedir, ordene un chocolate caliente para entibiar mi noche. Espectacular. Mi hermana amante de las hamburguesas, deliraba por la del lugar. No me mato.

P1370280.jpg

La comida salió pronto. Los meseros algunos muy amables y otros con la insignia cara de pan dulce. Me encanta su famosa fachada y que lleve una tradición familiar. El lugar en si tiene un toque de desaliño.

Algo que note en el día de la inauguración; enseñarle al público como hacer pan cuando se está en modo fiesta no funciono.

P1370266.jpg

La oficialización de su llegada a la localidad fue un evento copado de figuras importantes del who’s who. Nuevamente el lado dulce fue el que me cautivo aunque probé una gran selección de sus panes.

P1370278.jpg

Llegue a intercambiar palabras con Mauro, un italiano encargado de esta sección. Un individuo interesante, con larga permanencia aquí ya que a su llegada años atrás se enamoro de una panameña. Alguien con quien definitivamente me gustaría sentarme con un café a conversar.

En cuanto a mi relación con Paul, lo volvería a ver.

MV

P1370275.jpg

 

 

Advertisements

Review 001~Aeropuertos Panamá, Panamá Pacífico

Tags

, , , , ,

La primera vez que pise el aeropuerto antes conocido como Howard fue en mi segunda oportunidad como aeromoza. El nivel de Jet set era lo más lujoso que tu imaginación te permita pensar.

Viajes todas las semanas. Miami, Boston y desde luego Nueva York eran destinos regulares en mi pasaporte. Cangrejo del mejor restaurante en Manhattan era una cena frecuente servida abordo del mejor avión privado de Panamá en esa época.

Por lo general, partíamos del aeropuerto Marcos A. Gelabert, pero ese día había algún detalle el cual yo como única azafata de la tripulación prefería no conocer, forzados por las circunstancias partimos de otro lugar.

La sala de espera a la que fui no era más que unas sillas y un baño que parecía sacado de una base aeronaval.

P1370254.JPG

Nada fuera de lo normal desde luego ya que eso es lo que es. Hoy casi 4 años después ya no voy al FBO inventado, voy constantemente a la sala de pasajeros comerciales del Aeropuerto de Panamá Pacifico antiguo Howard Air Force Base .

P1370243.JPG

Sus baños un toque mas patético de lo que vi la primera vez que fui. El aeropuerto no tiene internet. A mi gusto un mayor fail. El Aeropuerto de Medellin, José María Cordoba no es nada fuera del otro mundo pero tiene wifi free para que puedas pedir tu carro fácilmente.

Review001_02.jpg

Su personal es grosero. Sin una sonrisa, sino más bien con una mirada de púdrete al recibirte.

Cosas totalmente anecdóticas, en fin, ya que el vibe que tiene este aeropuerto situado a 15 minutos de la ciudad de Panamá, es que estas en medio de una reserva. En medio de montañas cuyo verdor de una te monta en un ride de paz y si llevas tus documentos en orden los 3 cheking points no te demoraran más de 30 minutos.

Tendrás el resto de tu tiempo previo al abordaje libre para tomarte un café artesanal mientras admiras el paisaje. Overall un lugar histórico y con algo de melancolía para los panameños.

Review001_03.jpg

MV

Queening with Montsi

Tags

, ,

Last year, I got offered by a starting magazine -that never happened- to write a series of articles that never saw blissful print light. I hate wasting time so I had just written the first piece for approval and then once the printing schedule was established I would write the others having set the tone for each one. It was such an honest piece I was quite disappointed when the plans for the magazine fell through.

It was addressed to a teenage girls audience and my piece was about overcoming the struggles that come with that age. I would like to share it now, it is in Spanish tho, since that’s my native tongue and it was meant for my Panamanian young women. It even had a pretty logo, courtesy of my adoring sister Pitalu.

 

QUEENING

El que se acuerda de mi en la escuela dirá que esa niña no tiene ningún parecido con la mujer que ven hoy. Anecdóticamente, cuando mi novio y yo empezamos a salir, él tenia un amigo que me conocía en la secundaria.

Este individuo, sin pepitas en la lengua le dijo “Esa man nada que ver en la escuela,” dándole a entender que no era más que una fea y marginal. Bible! Lo cierto es que el bullying nunca para, ni cuando evolucionas a nivel: “riquísima”.

Lo bueno es que ahora nada negativo que puedan decir de mi, me importa. En lo absoluto! Porque sé quien soy. Fue un proceso largo -e inclusive hasta doloroso- me atrevo a confesarles.

Uno de los mayores miedos, no solo de los adolecentes, sino también de la gente adulta, es el rechazo. Nos consume el miedo a presentarnos como realmente somos y que no nos acepten.

Cuando retiré el velo, miré al espejo. Mi reflejo me reveló que el secreto está en aceptarnos primero y en close-up a nosotros mismos. Si pudiera ser adolecente nuevamente lo único que cambiaria, [mentira cambiaría miles de cosas] principalmente sería escuchar mi voz primero que la de nadie.

De hecho, haría un esfuerzo por sincronizar mi mente, cuerpo y alma para conocer mi propósito en esta vida. Escucharía consejos pero seguiría mis instintos al 100%. Silenciaría por completo las críticas destructivas y dejaría florecer mi espíritu sin tinieblas de duda.

Empieza por creer que tienes un potencial que puedes explotar al máximo. Cree en ti y en tu valor. ¡Ve a ti! Esa es una lección para toda la vida. Cuando entres en el mundo laboral muchas personas querrán sacarle provecho a tu talento, pero quien le debe sacar el mayor provecho eres tú y si vives en un mundo de inseguridades, te costará mas.

Mis primeros años posteriores al desarrollo fueron incómodos. No sabía quien era y no estaba segura de quien quería ser tampoco. A veces me sentía sola, triste y poco comprendida.

Cuando me gradué del colegio decidí que era conveniente un aislamiento total del mundo y por un tiempo indefinido. Lo menos que tenía pensado era entrar a la universidad, no tenía ni idea de qué estudiar y muchísimo menos el rumbo de mi carrera.

La vida tenía otros planes para mi y debo admitir que mi mamá se encargó de ponerlos en marcha. Mi mamá me ingreso inmediatamente en Comunicación Social de la USMA. Mi aislamiento duró un mes. Best choice ever? Pues yo simplemente voy decir que cuando la vida se desenvuelve de manera fortuita, las cosas se dan como se deben dar.

Estando en las aulas de mi alma mater, desarrollé una linda y honesta amistad con una de las top models de Panamá. Cuando la conocí no sabia quien era. Mis amigas todas comentaban de su lindo cabello y lo divina que se veía en la tele.

Fast forward, esa linda niña se convirtió en mi compañerita de rumbas y como toda una top model, compartió conmigo sus mejores tips del universo de la belleza, como el poder que tiene un buen labial, por ejemplo. Fue como abrir una caja de pandora. Su influencia me ayudó a iniciar la reconstrucción y potencialización de mi imagen personal.

Body issues, dramas con el peso, en fin, en nuestro próximo encuentro les contaré más sobre el proceso de sanación y reenfoque. La actitud es clave para cumplir con nuestras metas diarias y proyectar a largo plazo.

Escribiendo esta columna me acordé de algo que me decían mucho de chiquita: “crea buenos hábitos ahora, que de grande será mas difícil”.

Hasta ponto Queenies. Sigan maximizando su potencial!

MV